Soy dueño de una marca de Moda ¿Qué consejos NO debo escuchar?

Ayer, mientras leía mi libro de Promoción de Moda, por Gwyneth Moore, me topé con un tema del cual hablo con todos mis clientes, pero el cual no había abordado por este medio, ya que es tan sencillo herir susceptibilidades, y lamentablemente la mayoría de las veces las relaciones se tornan tensas cuando abordo este tema.


Pero si queremos crecer, tenemos que hablar de algunos temas incómodos.

Digamos que leerlo en un libro, en palabras de una respetada docente y consultora de Comunicación de Moda, me enseñó que es un mal mundial (ella es graduada en Australia ejerciendo en el Reino Unido), pero sobre todo, que es un problema real y grave, muy grave.

Cuando estás en una industria tan apasionante como la moda, en cualquiera de sus categorías (textiles,diseño, calzado,joyería, marroquinería…) van a salir un montón de personas a opinar, con un peligroso tono de conocimiento.

Pero dejemos claro este punto: Si no son personas que hayan logrado el éxito, o el fracaso, por haber intentado sacar adelante una empresa similar a la tuya, NO LOS ESCUCHES. Punto.

Los consejos bien intencionados de alguien que haya fracasado pueden ser tan valiosos como los de alguien que triunfó. Lo único que importa es que quien te está hablando posea experiencia comprobable,  buenas intenciones y más importante aún, que hable desde el verdadero conocimiento de lo que implica crear una marca de moda.

En cuanto a los consejos de quienes han triunfado, escucha a quienes han llegado más lejos que tú, aprende sin soberbia, pero sin miedo, a determinar quién sirve de ejemplo y quién debería estarse preocupando más por su crecimiento que por el tuyo.

Tenía que decirse y se dijo.

Así es como te recomiendo determinar qué escuchar y qué no para beneficio de tu empresa:

Existen factores internos y factores externos que afectan positivamente o negativamente una empresa.

Los factores internos son los que tú puedes controlar, como por ejemplo, la experiencia que posees, tu capacidad de producción, tus conexiones, entre muchas otras. Los factores externos son los que tú no puedes controlar, como el entorno económico, los gustos de los consumidores en determinadas zonas o el alcance de tus competidores, entre muchas otras.

Solo escucha consejos de personas con experiencia respecto a factores internos. Estos son los que en un análisis FODA se denominan como Fortalezas y Debilidades. Un empresario, con experiencia comprobable, que ya haya alcanzado algunas metas que tu tengas trazadas, puede ser muy útil para darte una guía sobre cómo manejar lo que se encuentra en tu control.

No escuches consejos respecto a factores externos que ni tú, ni nadie, pueden controlar, estos son los “consejos” favoritos de quienes son un mar de conocimiento con un centímetro de profundidad, ya que les encanta  especular sobre los gustos de los consumidores y el entorno socioeconómico, que usualmente se limita a lo que ven a tres pasos de sus narices.

Ojo, cualquiera llega hoy en día a decirte que ha trabajado con 30 marcas, pero debes CUESTIONARLO TODO. ¿Trabajó tomando un par de fotos? ¿Montando un efímero evento? ¿Consiguiendo un par de influenciadores? O trabajó creciendo los indicadores económicos de la marca significativamente, haciendo parte activa de un plan de expansión que haya resultado exitoso, haciendo un manejo de crisis comprobable. Es fácil apilar nombres de empresas en una hoja de vida, pero no caigan en esto, ¡cuestiónenlo todo! Esta es su empresa, es SU VIDA, y no puede reducirse a lo que opinan personas que no han podido con la suya. Pidan referencias, llamen a las referencias, porque también hay quienes poseen un peligroso juego de palabras para tapar con su grandilocuencia lo que no han logrado.

Bien dijo William Blake, “nunca perdió más tiempo el águila que cuando escuchó los consejos del cuervo”.

Quién no es viable para aconsejarte:

Tu familiar que va en quinto semestre de mercadeo, pídele que regrese cuando tenga 5 años de experiencia después de graduarse.

Tu familiar que vivió un tiempito en el exterior y ya cree que conoce más el mundo que los protagonistas de la novela de Julio Verne. No, estar un tiempito en Europa no te hace consejero de marcas de lujo.

El hijo del dueño “porque creció en este negocio”, a menos que haya ejercido cargos al interior de la empresa de manera exitosa, estos son los más peligrosos, los sabelotodo. Ser el CEO de la cuenta bancaria de los papás no es una experiencia formal ni en linkedin, hasta donde recuerdo.

El o la dueña de la marca que te ofrece “críticas constructivas” pero está en tu misma posición o un paso atrás de ti en términos de indicadores de ventas. No, los likes y los comentarios en redes sociales no son indicadores de ventas.

El dueño de una agencia de mercadeo que quiere que lo contrates haciéndote sentir que estas haciendo un mal trabajo. Eres tu como empresario quien debe cuestionarlos, no ellos a ti o a tu equipo de trabajo si no conoce el trasfondo de las estrategias.

Cuando se trata de nuestras empresas, nuestro futuro y el de nuestras familias, es mejor pecar por antipático y evitar tanto consejo. Solo el estudio, el trabajo duro y  posteriormente la experiencia pueden asegurar el éxito.

Aprendamos a decir por el bien de nuestro futuro:

Te lo agradezco pero no…

1

Comments

comments

No tags 1