meta

¡Por fin tengo la piel que soñé! Y el proceso me ha llevado sólo un mes

Después de quince años con acné, enrojecimiento y poros abiertos: ¡Por fin tengo la piel que siempre soñé! Y el proceso para obtenerla me ha llevado sólo un mes.

Voy a contarles brevemente mi historia y luego el paso a paso (con receta incluida) que me llevó a tener en un mes, la mejor piel que he tenido desde que era una niña.

Ayer, por primera vez en años, salí conscientemente a trabajar sin maquillaje, solo bloqueador solar y humectante labial. Esta fue la foto que compartí en mis redes sociales. No tiene filtros y no fue tomada con flash.

yo

Desde la adolescencia, nunca dejé de tener acné, brotesitos, poros abiertos, zonas grasosas  y manchas rojas alrededor de la nariz. Durante estos 15 años he pasado por tratamientos de roacutan (isotretinoína), adapaleno y benzato, todas han sido alternativas efectivas en su momento, más no permanentes, además han sido agresivos con mi cuerpo, arreglando unas cosas para alterar otras, no era viable seguir usando esto después de tantos años.

Debido a ese viento de consciencia que te sopla cuando cumples 30 (tranquilas, el viento sopla después de la mini crisis que todas intentamos ocultar), decidí no llenar mi piel de químicos, que algún día podían pasarme la cuenta de cobro,  por eso había desistido y recurrí al maquillaje excesivo para esconderme. Eso no me hacía feliz.

miley

Es frustrante tener más de 23 años y tener la frente brotada como en la pubertad. Conozco ese sentimiento.

Ana Usubillaga, quien es médico de profesión, siempre tuvo una fuerte apreciación por la medicina biológica, y una vez se especializó en este tema, decidió aplicarlo al bienestar y la belleza de la mujer.

Cuando ella me contó sus intenciones tuve que hacer una pausa. Una médico, especializada en medicina biológica, dispuesta a dedicar su profesión a la belleza. Yo tampoco podía creer tanta dicha junta.

Basta con ver la piel de la doctora Usubillaga para saber que algo está haciendo bien, muy bien. Si usted la ve caminando por la calle, pensará que es una estudiante universitaria con piel perfecta, no se imagina que en realidad es una mujer casada, con dos hijas.

ANITA

Es ella, en serio. Con su permiso les dejo aquí su numero de contacto:  311 349 9002

Así empezó mi interés por retomar los esfuerzos de arreglar mi piel, esta vez recurriendo a  la medicina biológica de la mano de una profesional.

Lo que capturó mi atención fue entender que la medicina biológica le ofrece las herramientas a nuestro organismo para curarse a sí mismo.

Además, valoré más que nunca la importancia de tener respaldo médico ante cualquier decisión que tomemos para mejorar o alterar nuestro cuerpo.

Este fue mi proceso:

No me crean mucho esa cara de dolor al final del video, soy dramática, MUY dramática.

El primer paso, fue una limpieza facial profunda, seguida por una microdermoabracion, este es un proceso que sutilmente retira la piel envejecida, lo cual estimula el crecimiento de nuevas células.

Debido al estado de mi piel, este proceso duró casi una hora.

Luego seguimos con la revitalización facial con medicina biológica, esta consiste en aplicar inyecciones con medicamento a base de sustancias naturales de origen homeopático del laboratorio Heel de Alemania. Según la necesidad del rostro, la Dra. hace la selección de la ampolla. En mi caso utilizamos una para ayudar a regenerar y desinflamar.

A pesar que soy una persona muy, muy dramática, e hice cada cara en mi repertorio, les prometo que no dolió.

Finalmente me pusieron un velo de colágeno para nutrir la piel y aliviar los efectos del tratamiento.

tres

Entonces sigue la parte donde tenemos que ser decididos y disciplinados.

EL DETOX!

Por quince días tomé medio vaso de jugo verde en ayunas. Así lo prepare:

-Perejil

-Apio

-Manzana Verde

-Espinaca

-Kiwi

-1 cucharada de cúrcuma

No, no sabe rico. Para qué les voy a mentir. Pero con estos resultados, volvería a hacerlo sin pensarlo.

detox

Acá viene la parte donde es muy importante hablar honestamente: Los efectos secundarios.

Debido a la eliminación de toxinas, gracias a los medicamentos biológicos y al détox, los síntomas tienden a exacerbarse y sucede lo que los médicos denominan: Vicariación.

En mi caso, y según consulté en una gran cantidad de grupos y foros, el efecto más visible es el incremento del acné por alrededor de dos semanas.

En palabras fáciles de procesar: Mi cuerpo empezó a drenar toxinas que se encontraban almacenadas en distintos tejidos y estaban siendo transportadas hacia el exterior del organismo. Las vías de detoxificacion son: Intestinal, urinaria y la piel.

Fueron dos semanas un poco incómodas en términos de vanidad, ya que tenía brotesitos pero debía procurar no maquillarme mucho. Sin embargo, al conocer los motivos de esta reacción decidí estresarme cada vez menos, porque era la forma de saber que todo estaba funcionando como planeábamos.

Al término de estas dos semanas todo empezó a cambiar. De hecho noté como descaspé levemente en las zonas que antes tenía más afectadas y la piel que fue quedando es radiante.

¿Qué sigue? ¡Piel perfecta y evitar arrugas!

Debo someterme a otra sesión completa, ahora para remover los residuos de esta desintoxicación y estimular el balance de mi nueva piel. Asumo que otra vez pasaré por la vicariación, pero después de ver estos resultados, créanme, estoy dispuesta a pasar por esto las veces que sea necesario.

Ya que tengo más de 30 años y por fin tengo la piel que siempre quise, pasaré a una fase de cuidado para evitar arrugas y líneas de expresión. Desde los 25 años me estoy cuidando, es por eso que a pesar del acné, tengo una piel muy conservada para mi edad. Esos secreticos y mis pasos a seguir se los contaré en mi siguiente articulo sobre bienestar y belleza. Ya que vale la pena dedicarle tiempo y espacio.

Espero de todo corazón servirle a alguien, aunque sea a una persona, a encontrar la piel de sus sueños. Se lo frustrante que es ir a una entrevista o a una cita, con la consciencia del acné. La grasita y las cicatrices. Si esto lo hubiera leído hace años no me habría demorado tanto en conseguirlo , pero me alegra poder compartirlo hoy con alguien. Mil gracias por leerme. ¡Me cuentan!

Kahren Rondon

Un comentario en “¡Por fin tengo la piel que soñé! Y el proceso me ha llevado sólo un mes

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *