Woman biting her lips in a sensual gesture, in indecision or while thinking deeply, cartoon illustration with sexy red lips

¿Cómo ser irresistiblemente atractiva para un hombre sin mucho esfuerzo?

Una palabra para resolver este dilema:

¡Rojo!

Al principio parece algo obvio, este color siempre lo hemos relacionado en un contexto social con lo apasionado, sexual y prohibido. Lo hemos encontrado en la literatura, en un escenario  sexual ilícito, por ejemplo en La Letra Escarlata. Lo recordamos en películas como “Pretty woman” en el vestuario de Julia Roberts, y la historia cuenta que a las novias romanas las envolvían en velo rojo para asegurarles amor y fertilidad.

Woman biting her lips in a sensual gesture, in indecision or while thinking deeply, cartoon illustration with sexy red lips
Pero la explicación es mucho más científica de lo que nos imaginamos al elegir este color a la hora de arreglarnos.

Existe una predisposición biológica a través de la evolución, que causa que los hombres reaccionen a este color, debido al enrojecimiento de la piel en ciertas partes del cuerpo femenino,  el cual sucede cuando los niveles de estrógeno y progesterona cambian debido a la ovulación. Así que por un impulso reproductivo, este color hace que los hombres sientan inconscientemente más deseo por una mujer que lo lleva en alguna parte de su cuerpo.

BE
En resumen: Instinto.

Aunque no lo puedan controlar, ellos no lo detectan como algo incómodo y el color no crea rivalidad con otras mujeres, según estudios de la Universidad de Rochester, conducido por los doctores Andrew Elliot y Daniella Nesta (dato para quien quiera Googlear y encontrar el estudio completo).

¿Primera cita? ¿Fecha especial?

¡ROJO!

Ahora si hablemos un poquito de cómo combinarlo en el vestuario, para no dejar el tema a medias. El rojo por ser un color primario, va también perfecto con sus otros dos compañeros, el azul y el amarillo.
PRIMARIOS
Combina con blanco y negro por excelencia, pero si quieres salirte del molde, puedes combinarlos con dorado, plateado, verde menta (si, dije verde menta), fucsia o verde pino.
2
3

Ahora que tienes todas las razones para sentirte segura con este color, inténtalo y me cuentas como te va.

 

 

 

Kahren Rondon

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *